domingo, 3 de agosto de 2008

El lugar no hace a la persona.

La persona hace al lugar, las personas hacen a las personas…

Dentro de poco se irá, estará aquí un par de semanas y luego dejará su hogar…

Compartimos un pasado, el pasado más perfecto que se podría desear… fue tan sutil, etéreo y sublime, que ni en mis sueños lo podría haber mejorado…

Se que siempre acabo dándote las gracias por todo, pero gracias a ti desperté, forcé mi voluntad para negarme, autodestruirme, con tal de alejar cualquier posibilidad de perderte, y más tarde, cuando te alejaste de mí y volví a verte, me hiciste despertar de ese letargo producido por el amor, me conocí a mi mismo y me acepté.

Se que siempre seguiré siendo yo, cada cosa que haga, tendrá mi esencia. Crearé mi mundo a mi alrededor, estructuraré los sueños y les dedicaré el tiempo que se merecen… pero… te echaré mucho de menos…

Antes de que abandones el lecho de tus recuerdos, te haré dos regalos que son uno, son solo una parte más de mi mundo…

Me contaste hace poco que te hacía sentir como un extraño al tratar contigo, como si no merecieras tal trato o distinción por ser tú… El motivo es el mismo de siempre, no creo en los periodos de tiempo, mi pasado es al mismo tiempo mi presente, no olvido aquello de valor que me hace sonreír hasta en los momentos más difíciles, ya que los destellos que mueren en décimas de segundo, viven eternamente en el corazón, quedan gravados con fuego inmortal.


Durante todo este tiempo solo me arrepiento de una cosa…

El haberte ocultado lo que era y sentía.


Ahora… cada uno seguirá su destino…

Yo seguiré investigando el mundo invisible…


Amparándome en la comprensión y la delicadeza para tejer lienzos de seda, haré posible un abrigo cuya calidez aborde hasta el fuego más helado.

P.D: Lo más probable es que no leas esto, Andy. No sueles buscar palabras clave de este estilo, ni tampoco sueles dar con los vestigios de mi tiempo. Mientras tus deseos avancen por otras veredas, no hallarás destinos en la Luna Nueva.


Hasta Luego y Suerte…

2 comentarios:

Ian Vatega dijo...

Un mundo invisible,
donde no todo es lo que parece, donde no todo es lo que piensas,
donde parece que no, pero hay gente que leera tu blog desde un lugar recondido de estos mares del internet, porque aqui en este mundo, nunca sabes quien puede leerte, nunca sabes quien te puede apreciar tus palabras, y como no, nunca sabes a quien ayudas...

Vivamos felices... y como no, descubramos todos juntos este mundo invisible...

Abrazos, besos, ian^^

PD: Agregado a la lista de amig@s !!

Der Winter dijo...

Si, es cierto ^^
Este blog será otro bastión a la deriva en el basto océano que es Internet…

A lo mejor… alguien ve el faro que he encendido con una vela y se detiene unos segundos…
Para investigar…
Para comprender…
Para… conocer…

Ay… (Últimamente no paro de suspirar sin motivo conocido…)

¿Quién iba a decir que en una botella… cabe un mundo…?

Ahora solo el viento susurrará la sinfonía del destino…

P.D: Ah! y gracias por la primera firma no mía de mi blog, lo estrenaste tu ^^.
Te he agregado a lo de blogs amigos también, aunque creo que no era así… Da igual, siempre se pueden arreglar las cosas con voluntad…


Hasta Luego y Suerte!!